Le Chef

Proyectos Wedding

La Bóbila Wedding

Todo empezó con una copa de champagne servida en una de nuestras barras delante del majestuoso castillo, justo al lado, los invitados se encontraban al acompañante perfecto para su copa, un pequeño stand de ostras La Belle Huitre. En otra parte de la fachada se podía degustar tanto visual como gastronómicamente de dos jamones cortados por cortadores profesionales. No faltaron dos puestos de embutidos típicos de l’Empordà protagonizados por quesos y fuets con una puesta en escena absolutamente impresionante de la mano de la Bóbila y de Montana el taller. Blue Finn no faltó a esta cita tan especial y nos acompañaron con un buffete japonés que no dejó indiferente a nadie… Y para el showcooking dispusimos dos planchas; la de gambas de Palamós ya peladas y con cabezas para disfrutar de todo su sabor, y la de carnes acompañadas de salsas y mostazas de todo tipo.

Los invitados después del increíble aperitivo se dirigieron a una espectacular jaima blanca iluminada con bombillas gigantes por Moonlight; el montaje de mesas no seguía ningún patrón y eso hacía la puesta en escena aún más especial; las mesas tenían medidas diferentes, habían más de cinco tipos de centros de mesa y los novios escogieron la vajilla vintage de Options; caracterizada por la singularidad de cada plato y la delicadeza de su diseño.

Cenaron un parmentier de cigala de primero y una lubina salvaje con salteado de setas y cebollitas caramelizadas de segundo. El prepostre fue un sorbete y de postre ofrecimos selva negra o lemon pie. Fue un éxito rotundo!

La fiesta empezó, y muy entrada la madrugada servimos chocolate caliente con churros y tuvimos el placer de contar con la colaboración de la foodtruck de la cadena Frankfurt Pedralbes que sirvió todas sus especialidades.

Os dejamos con las fotos de este primer resumen de una boda para recordar.

Iluminación: Moonlight

Menaje: Options

Decoración Floral: Montana el Taller

Decoración: La Bóbila Atelier

Ingrid Ribas